23 abril, 2014

No encontrarnos.

Buscarnos
en las costuras ciegas
de ropas ajadas,
ajenas,
en paseos delirantes
de campos desiertos,
baldíos,
en notas heridas,
de canciones muertas,
sin dueño.

Buscarnos
en palabras silenciadas,
en besos y caricias,
en vasos y colillas,
en todas partes,
y en ninguna.

No sea
que nos encontremos.


 J. G. D.

27 diciembre, 2013

Flor de Abril en Diciembre


Vengo de un mundo herido,
gastado por el derroche sin fundamento,
donde el desconfiar era sobrevivir
y huir era vivir un día más.

De tanto correr te alcancé…
y decidí parar para verte.
Paré y observé despacio.

No eras algo igual a lo demás,
tenías encantados a mis ojos,
tenías espinas para mis manos.
Espinas curativas, espinas ya caídas…

Qué puedo decir.
Tu luz me cegaba, era blanca.
Te quise oler y lo conseguí,
perfume de distancia y cercanía.

Eras una flor en verano, con espinas.
Eres una flor en Diciembre, sin espinas.
Flor perenne de color blanco,

que se abre de día,
y sigue abierta de noche.
Gracias.

11 diciembre, 2013

Autumn leaves


Tres, dos, uno. El otoño se cae.
Caduca cada día poquito a poco,
se enfría el reloj grado a grado,
deja de calentar el sol que toco,
la luz huye si la miras de costado.

El otoño cayó.
Y hay quien lo recoge y lo envuelve.
Duerme sin duda de volver a nacer,
sin miedo por haber sido pisado.

El otoño es olvidado.
Su eco ya no suena y su presencia se fue,
estuvo de paso y casi nadie se percató.

Yo te entiendo. Soy parte de ti.
Te esperaré y caeré contigo.

Un, dos, tres. El invierno te sustituyó.

11 noviembre, 2013

Alguien me observa desde la ventana de enfrente. Estoy seguro. No hay duda. Veo unos ojos, sus ojos. Lo difícil, es saber a quién pertenecen. Lo agobiante es desconocer el por qué. Lo insoportable, en realidad, es el miedo.
 
J.G.D.

Miro la sombra

Miro la sombra cansada de una sombra,
que intenta alcanzarla para ser más,
dejar de ser, al fin, penumbra oscura
y ser, al menos, luz de un cuerpo estéril;
quizás sólo quiera ser el murmullo del gentío
o convertirse en recuerdo de un cualquiera.

Porque la noche, al olvidar,
no recuerda quién pasó por ella,
ni quién la miraba con ojos entristecidos,
o de enamorado.

Que la noche, cazadora de sombras y sueños,
jamás se acordará de mí,
ni de ti,
ni sabrá, jamás, que existimos.

Para ella sólo seremos
sombras de sombras pasadas.

J.G.D.

25 septiembre, 2013

Los bocetos


Los bocetos se hacen dibujos.
Los borradores maduran en libros.
Un simple gesto crea sensaciones que creías atrofiadas.
Un pelo recogido vuela cuando se suelta,
como un pájaro cuando abres la jaula.
Una boca cerrada y callada sirve de deseo
a otra boca callada y cerrada.
La mirada entre parpadeos se queda satisfecha.
Un diálogo mudo se interpreta colorido en una mente encendida.
Un tacto ciego hace olvidar lo enquistado.
Lo vivido se puede convertir en lo soñado.
La noche amanece en el día
y todo sigue su curso,
sin parar.
Todo depende de tu momento al mirar,
todo sigue igual, habituado a esperar.

Ella me recordó


Ella me recordó a lo que yo había renunciado.
Durante meses no quise ver. Más bien no pude.
La supervivencia no entiende de belleza.
La creencia perdida hay que reinventarla.

Fue inesperado, como todo lo sorprendente.
Me obligó a recordarme.

Me hizo beber de lo que me quitó la sed.
El desierto no es tan desierto si aparece un oasis.

Fue una revelación, como todo lo relevante.
Me recuerdo.

15 septiembre, 2013

Hueles a nostalgia de un futuro, 
a gazpacho con poco ajo, 
a sombrilla en el maletero un 29 de diciembre, 
a babucha quemándose en la estufa, 
a constante frustración rutinaria 
y a novedoso optimismo inesperado.

F. M. V.

29 agosto, 2013

Se buscaron en el caos de luces y tráfico./ Se encontraron y lo hicieron para olvidar, juntos./ Se recordaron, el uno al otro, lo que olvidaron.

28 agosto, 2013

El hambre


El hambre es una pincelada ausente en el vacío,
insaciable, impotente, infinita...siempre inacabada.

Fruto del Abril, deseada por todos,
dibujada por tanta valentía fracasada,
tan inabarcable por ningún lienzo,
tan lejano para cualquier vista.

Te sientes más y más atrapado,
el hambre da más hambre,
nunca lo tocas,
siempre lo ves de refilón,
tan poco tiempo que te quema
antes de arderte.
Te hace quitarte, te quitas,
desaparece a tus ojos
y se va...
y tú también, sin saber dónde.

01 agosto, 2013

Acto de fé


Dijiste que nos encontraríamos en aquella calle,
cuando el sol decidiera abandonar,
le cambiaríamos el papel en su función.
Anocheceríamos más jóvenes y más escarmentados...
Tú me prometiste que serías tan atractiva como en mis sueños,
yo nunca lo dudé.
Llevarías los labios pintados y el instinto del instante.
La fuerza del silencio de los susurros y bocanadas
estremecerían las paredes de toda la ciudad.

Yo no te decía nada. Sólo asentía.

Me dijiste "incendiaré tu iglesia ya sin fé",
"no te convertiré en nada, te dejaré creer en tu libertad".

Yo te pregunté: "¿Un momento vale más que todo el tiempo?"
Tú me respondiste que cada segundo que compartiéramos
sería de oro y seríamos los más ricos del paraíso...
pero que cada momento también era pasajero.

Siempre nos vimos en la noche,
la luz de tus ojos bastaba para convertir en verano el invierno.
Siempre me decías que morirías de alegría,
yo te escuchaba...y reía entre las sábanas.
Nunca lo dudé.
Siempre nos vivíamos en la noche,
hasta que se hacía de día
y nuestra luz desaparecía.

Nunca te dije que te quería. Tú a mí tampoco.
Nunca creímos en algo tanto como en esto.

11 junio, 2013

Y yo aquí


Y yo aquí, tan lejos, tan hondo que ni veo por dónde sale la luz.
Mi alegría ya no sabe de qué depende, mi veleta gira sin parar.

Me quiero reflejar en ojos ajenos, pero ni me intuyo.
Lo que ya sabía lo olvidé; lo que creía saber quizás.

Voy sin rumbo en este supuesto paraíso terrenal.
Mi alma se quema, mi voz se calla, mi fé voló.
Mis besos ya no creen en los besos.

¿Qué hacer si la margarita no crece ya en el campo?
¿Qué hacer si se tiene al cardo hasta en la almohada?
¿Qué decir si mis palabras no hay quién las entienda?
¿Qué decir si estando tan hondo nadie me escucharía?

Mi universo dejó de ser infinito.
Mis ideas están encarceladas, mi pasión herida de muerte.

¿Qué pensar cuando apenas puedes respirar?
¿Qué preguntarse cuando las respuestas quitan el aire?

Mañana será un nuevo día,
si sobrevivo al presente.
Mañana será una nueva farsa,
si no me demuestra su inocencia.

28 mayo, 2013

A veces



A veces no me gustaría estar tan expuesto a mis sentidos,
querría que la vida me ganara a mí y no viceversa,
me gustaría que mis sueños no se rieran de mi realidad,
e ir más lento cuando a decir verdad voy demasiado deprisa, y viceversa...

A veces la caída me duele más de lo esperado,
anhelo más de lo que nunca tendré en mis años.
A veces mis manos creen tocar cuando ni siquiera rozan,
me vacío más de lo que puedo gracias a mi juventud
y me cuesta levantarme cada día más…

A veces la fuerza eterna de la búsqueda es mayor que la que me retiene aquí,
a veces me descubro a mí mismo y casi siempre me oculto,
ni yo sé dónde estoy entre tanta injusticia de sueños incompletos.

A veces hablo desde montañas tan lejanas que nadie me escucha,
me aferro a lianas que siempre se rompen y caen,
me invade la idea de que el verdadero viaje nunca llegará,
estaré mitad despierto y mitad dormido en un tren demasiado caro y ajeno.

A veces me autobiografío y siempre falta algo. Quizás tú.
A veces veo que lo que es difícil puede ser tan fácil…
A veces creo que el futuro es sólo la consecuencia de lo que hacemos hoy.

Pero sólo a veces.

21 mayo, 2013

Para empezar

Sácale punta al lápiz, que ya no sé;
préstame tus formas y tu movimiento,
déjame que exprese con tiento
las palabras sin tiempo en que mirarse.

Insomnio

Tus besos retumban en la quietud del aire que respiro.
Mi habitación cruje desesperadamente y nota mi estupor.
Mis ojos quieren cerrarse pero mi pesadilla no me deja.
La quiero vencer despierto y consciente.
Sin dudas, sin distracciones, con lujuria por su infinito fin.

24 abril, 2013

Se escapó


Se escapó toda luz de aquella habitación.
Yo la veía desde la mía, también oscura.

Lo que fue ya no es. Lo que se escuchó ya se calló.
Mis recuerdos son ya lejanos, confusos, irreales.

Nada vale nada. Todo parece ser mentira.
No quiero nada de esto. No creo en esto.

Mis ilusiones juegan a ser capaces de existir,
pero no pueden, siempre les cortan el paso.

El fracaso de todo es el principio del cambio.
El cambio a algo mejor que quizás nunca llegue.

Mientras tanto habrá que actuar en esta tragicomedia,
a veces de protagonista, a veces detrás del escenario...
sin más alimento que unas cuantas risas,
sin más libertad que un pájaro herido.


10 abril, 2013

Primavera

En la vigilia del sueño me enzarcé con la espesura de su pelo,
que me atrapó y cegó en su oscuridad,
agitándome de tal forma que el sueño fue vigilia
y al abrir los ojos sólo pude ver una inapelable niebla
que me impidió la claridad de ver más allá del sueño...
Y me volví a enganchar en su pelo,
hasta el amanecer de su luz, 
el calor de sus ojos, 
lo húmedo de su boca...
que hicieron que todo se convirtiera, 
otro año más, en primavera.


04 abril, 2013

Hacia lo desconocido


La alegría del aire con tu pelo.
La musicalidad de tu voz hasta cuando gritas.
Tu fé en románticas utopías pasadas de moda.
Tu cuerpo vestido, celoso de la ropa.
El desvarío de mis besos al imaginar los tuyos.
Lo fiel de tus pasos sobre un suelo lleno de mentiras punzantes.
La luz de tu imagen,
la cara oculta de tu espalda.
Hablo sin saber y lo creo.
Es una utopía y la quiero.

16 marzo, 2013

Dime


Podrías ser aquello que no me dijiste.
Lo que tus palabras evitaron mencionarme.
La brisa nos separaba y congeló mis pretensiones...

Aquella era una noche llena de luces;
de semáforos,
de farolas encendidas,
de luna casi llena,
de estrellas contaminadas,
de ojos de gatos,
de cigarros encendidos,
de reflejos cruzados.

Te callaste. Me quedé sordo para todo lo demás que no fuera escucharlo.
La noche, tu silencio, mi desdén por el alrededor;
la brisa, tu frío, mi pecho aún congelado;
el momento oculto entre sábanas de tender,
la paciencia curtida con hilos de coser.

Al amanecer el sol salió y nos iluminó de arriba a abajo,
poco a poco,
sin más prisa de la necesaria.

Tus ojos, al fin,
me hablaron sin necesidad de palabra
y la noche de repente se hizo de día.

04 marzo, 2013

Punto y final





Habrá que resignarse,
como todo perdedor
en una causa perdida.

Las ilusiones que cambian
rápido de bando no son dignas.
Las mentes que se creen libres
y no lo son, tampoco.

Habrá que poner punto y final,
como toda persona que
no quiere mirar atrás.

Mis besos no sirven para que madures,
mis manos no quieren protegerte más,
mis ojos no buscan seguir tu mirada extraviada,
mi vida no depende de una farsa.

Y que el viento esparza los restos...

05 enero, 2013

Tus ojos

Tus ojos.
Redondos, finos, elegantes.
Invaden tu cara, virgen, y le dan soporte.
El espacio que ocupan siembran incertidumbre en ojos ajenos.
Se ruborizan ante tanto espectador...imantan.

...y yo, aquí estoy, con los ojos más abiertos que nunca,
sin dejar de ver los tuyos, aún en la oscuridad más silenciosa.

27 diciembre, 2012

Folio

No necesito nada de nadie,
en un folio en blanco se vive mejor.
Las ganas de desgana, para ti. No las quiero.
Reir con la sonrisa dibujada, tampoco.

No necesito a nadie,
mi folio no admite garabatos.
Tus dedos, llenos de tinta, no dicen nada.
Tu ilusión, color tierra mojada, se desvanece con la lluvia.

Mi folio es libre, como el tuyo.
¡Dejémoslos volar, a ver dónde van!

11 agosto, 2012

Exteriorizando

El letargo de la ciudad me anhela.
Mezclado con un poco de calor y de sed,
viene en mi busca y rompe mis esquemas.
Esos esquemas frágiles que suelo tener en mi cabeza,
que se van, a no sé dónde, en cuanto ven el peligro.
Yo los quiero retener y el letargo hoy no me atrapará.

04 febrero, 2012

Abre los ojos

Para el reloj.
Ignora el trazo de su segundero...que araña.
Levanta la cabeza.
Esa que es de plomo.
El paisaje a tu alrededor está lleno,
de alarmas encendidas.

11 enero, 2012

Lucidez


Lucidez, ¿dónde te metes?
Deja de escaparte,
que te sigo de cerca
pero no sé cómo lo haces
que nunca te alcanzo...

Te has vuelto más rápida,
más lista, más inteligente,
más capaz de alejarte de mí
que ya no soy digno de merecerte...
o eso es lo que tú crees.

¡Te alcanzaré!



09 septiembre, 2011

La voz



La voz que oigo a lo lejos me mantiene despierto.
Es como un susurro, sin aristas,
que envuelve todo el entorno en el que estoy, quieto.

Su tono es peligroso. Y a la vez perfecto.
Penetra cuidadosamente en cada poro como una caricia...
y te deja desnudo y expectante.

Te atrae como las montañas al viento,
Te atrapa como el agua a las nubes,
te deja desprotegido como un barco sin vela
destinado a la aventura.

La voz que oigo es tan sutil
que sólo puedo escucharla una y otra vez,
y cuando no suena, nada deseo más que aparezca, de repente...
para despertarme y no querer que se diluya nunca más,
entre tanta inmensidad.

17 junio, 2011

Mi ciudad


En la acera gastada bailan mis pies,
en cada adoquín.

La rebelión de luces
de nuestra ciudad
me ayuda a reflejar,
con mis ojos,
el colorido de mis ilusiones.

Esas que se entremezclan con las tuyas...

Las fachadas crecen sin parar,
en esta ciudad regada con cemento desarmado.

Pero nadie quiere huir.
Nadie debe parar la música.

Cada cuál con su motivo. El mío ya lo encontré.
Estas calles no me importan si no llevan el rastro de tu olor.
Si no son también tuyas.

13 abril, 2011

A deshora

A deshora, mi mente se despierta.
En el momento en que tú duermes, yo abro los ojos.

No lo elijo, simplemente ocurre.
No puedo evitar renacer antes de dormir.

Por eso al llegar la mañana,
mi cuerpo despierta, con trabajo.

Pero gustosamente da el paso...
se despereza él solo y pone el pie en el suelo.
Da igual cuál sea.

Así empieza un nuevo día,
así hago mi camino de piedras a no sé dónde...
¡Ni me importa!

08 marzo, 2011

La pausa


Si se pudiera parar el vaivén de los besos que me lanzas.
Usar un ancla, fijarlos con mis manos, con la luz de mis ojos.

Pegar sus esquinas, juntarlos, guardarlos en una cajita.
Unirlos con hilo fino y darles brillo.

Quitarles la libertad, por lo menos por un rato...
Que sean míos. Darles vida con mis ojos, que saboreen la verdad.

Y soltarlos, como un avión de papel, que vuelen.
Y que ellos elijan si vuelven, mientras mis manos acarician tu pelo...
y mi pecho se queda mudo.


01 marzo, 2011

Flashes


Al empezar el día todo florece. Huele a nuevo la vieja cortina...
Desayunas diferentes cosas, aunque sean las mismas.
Tu vida se para, durante segundos, para sincronizarse con la suya. Flash.

Los pasos avanzan más. Los gritos...ya no son necesarios.
Los besos se multiplican. Las caricias se sienten, a lo lejos. Flash.

Al seguir el día, el ritmo sigue...se juntan los caminos...
Ese que sigues sin saber a dónde va a llevarte. Sin pararte.

Hay cosas que se escapan y son las que buscas al día siguiente...
son infinitas.

Al terminar el día, sólo quiero entrar por tu ventana,
tenerte pegada a mí, y yo a ti... y aquí viene otro Flash,
ese que te hace creer en muchos más.